Una boda en Tánger

En el lugar donde vivo,  mi vida transcurre entre personas de diferentes razas, religiones y culturas, con lo que estoy acostumbrada a vivir muchos tipos de tradiciones, pero esta vez era distinto, porque nunca había asistido a una boda árabe.

Había visto parte de sus rituales por las calles de mi ciudad, había escuchado hablar de ellas; pero nunca me había integrado en una, salvo esta vez que recibí la invitación de un gran amigo para asistir a la boda de su hija en Tánger.

Nada mas saber de esa acontecimiento, rechacé todos aquellos compromisos que podía tener para esas fechas y me puse a preparar ese acto importante, amigo y curioso que me llevaría a participar y ver una boda en Marruecos.

La boda se celebró en Tánger, un sábado de este verano, con lo que ya aproveché para quedarme ese fin de semana en esta bella ciudad Marroquí y poder  conocerla un poco mas.

Para mi se presentaba un único problema y era cómo debería ir vestida  a esa boda, ¿podría hacerlo de la manera occidental ?  o ¿sería más recomendable ir  con ropa tradicional marroquí?.

Mis amigos me aconsejaron que era mejor integrarse en todo y que sería mucho más especial, poder vestir con uno de esos preciosos “Kaftan arabes”

Nos pusimos camino hacia Tánger y lo primero, fue encontrar el Hotel donde nos alojaríamos, el Hotel Villa de Francia . Había leído en internet,  que este hotel, actualmente rehabilitado, forma parte de la historia de la ciudad y durante años fue alojamiento de espías, turistas de mucho dinero y artistas como Matisse o Delacroix, cosa que al enterarme me atrajo un montón. Os recomiendo que si encontráis buenos precios, hagáis una visita a este encantador Hotel.

_AFR8447

Desde el Hotel Villa de Francia

_AFR8441

_AFR8445

Las bodas árabes duran varios días, pero esta, a la que estaba invitada era una ceremonia en la que no había separación entre hombres y mujeres ( separar a hombres y mujeres en las bodas es una tradición muy común en el mundo arabe), aquí la fiesta era común para todos.

La fiesta se celebró en el precioso Palacio Moulay Hafid de Tánger, una de las obras arquitectónicas mas bellas de esta Ciudad y como tal, ha sido considerado como una obra de arte y declarado Monumento Histórico de la Ciudad. Actualmente, este palacio, llamado también Palacio de las Instituciones Italianas de Tánger, es la sede de importantes eventos culturales en la Ciudad.

Cuando llegamos al Palacio donde se celebraba el acto, fuimos muy bien recibidos por este gran amigo y padre de la novia, el gran fotógrafo marroquí Moulay Ahmed Belamine. No tengo palabras para expresar mi agradecimiento por haberme dejado ver y participar en esta celebración tan bonita e importante para su familia.

Esta vez no me llevé mi cámara de fotos, sabia que sufriría mucho no pudiendo realizar todas las fotografías que hubiera querido, pero tenia que respetar que había fotógrafos profesionales contratados para ese evento y que yo debía limitarme a poder captar alguna instantánea con mi móvil y a observar, ver y disfrutar de esta ceremonia tan acogedora y donde me sentí mas que una invitada, una parte de esa familia marroquí.

A la mañana siguiente, nos dedicamos a recorrer los alrededores del hotel . Tropezamos en primer lugar con el mercado de pescado y verdura, que forma parte del Gran Zoco de la Ciudad de Tánger

Se trata de un mercado cubierto donde encuentras todo tipo de pescado y donde es muy común regatear entre las cajas de todo tipo de pescado. Es curioso observar como se sigue pesando el pescado en unas básculas antiguas, algunas de ellas creo yo, que con mas de 50 años.

_AFR8480_AFR8489-3_AFR8492-Editar_AFR8493_AFR8498_AFR8507

Al lado de la plaza del 9 de abril, en plena Medina de Tánger, nos encontramos con un Mercado cubierto, que forma parte del mercado mas importante de Tánger.

Os recomiendo visitarlo ya que son muy curiosos sus puestos de pollo, carne y verdura, donde puedes comprar gran cantidad de verdura y fruta a unos precios muy  baratos.

_AFR8541_AFR8470 _AFR8465_AFR8468_AFR8469_AFR8475-Editar_AFR8540_AFR8548-Editar

A la salida de este mercado, encuentras a las Mujeres Rifeñas, típicas mujeres ataviadas con gorros de pajas de colores, que se desplazan desde los campos cercanos a Tánger, para vender verduras, hortalizas y frutas que ellas mismas cultivan.

_AFR8463-2_AFR8460_AFR8456_AFR8455

Si sigues caminando ya fuera del Gran Mercado, cual es tu sorpresa cuando te encuentras con una pequeña iglesia, rodeada de jardines. Es la Iglesia de San Andres, Iglesia Anglicana de arquitectura inglesa con moriscos.

Es una iglesia pequeña donde encuentras típicas características anglicanas, como el tablón de madera que enseña los números de los himnos cantados durante la celebración de la misa, los típicos bancos de madera y un pequeño púlpito.

Pero lo que mas nos llamo la atención, son los jardines que rodean esta Iglesia y donde en contraste con el bullicio del exterior, aparece un pequeño cementerio con lapidas de todo tipos y formas, y donde averiguar que allí están enterrados aquellos ingleses que tuvieron un papel relevante en la vida de Tánger.  Como por ejemplo Emily Keene que fue quien introdujo la vacuna del cólera en Marruecos.

_AFR8571_AFR8577_AFR8579_AFR8590

Al día, siguiente volveríamos a casa, pero no sin antes pararnos a comer en uno de los restaurantes mas auténticos que he visitado, escondido en mitad de una escalera cercana a la Medina, estaba “Saveur de Poisson” , Restaurante popular, en el que comer es un placer, ¡Ah eso si! comes lo que ellos quieran, si no dices que quieres comer otra cosa, a nosotros sin pedirlo nos pusieron, pescado a la brasa, acompañado de un zumo de frutas exquisito, muy parecido a la sangría ( pero claro sin alcohol), entrantes de varios tipos y un delicioso postre de de fresas, piñones y miel. ¡Estaba todo para chuparse los dedos! Totalmente recomendable comer allí.

_AFR8599_AFR8592_AFR8602_AFR8620

Tocaba volver, habíamos pasado un fin de semana genial, lleno de experiencias y nos íbamos cargados de bellísimas imágenes, y pensando cuanto había dado de si “Una boda en Tánger”.

 

 

 

 

Navidades en Paris

_dsc2546
Reflejos en Saint Germain des Pres

Cumplía uno de mis sueños, estar en Paris en época de Navidad 😊

Volamos vía Málaga hacia Paris unos días antes de Nochebuena, como teníamos pensado, volvimos a alojarnos en el Hotel Le Richemont, conocíamos como era de la otra vez que estuvimos allí, nos gustaba su calidad, precio y comodidad, además tiene muy cerca la parada de metro de Olympiades, lo que te facilita muchísimo el transporte a cualquier punto de la ciudad.

_dsc2517-editar
Entrada Metro de Olympiades

Qué decir de París!!, es preciosa en cualquier época  y en Navidad mucho más, aunque este año y por motivos de seguridad y temor a posibles atentados,  tengo que decir que la Ciudad de la luz, estaba triste…

La mayoría de sus mercadillos navideños y sus pistas de patinaje sobre hielo,  habían sido suspendidas, y eso para los parisinos y para los visitantes  en esta época, es algo penoso.

El primer día llegamos bastante tarde , con lo que  fuimos directos al hotel, donde preguntamos por un lugar para cenar calentito, que estuviera cerca. Nos recomendaron cenar en una Brasserie de la Rue Tolbiac, llamada Brasserie Le Prétexte, donde se cena bastante bien, hay buen ambiente y muy bien de precio para lo que es París.

Al día siguiente nos fuimos a hacer nuestro recorrido programado, entre los que estaban Los Jardines de Luxemburgo, La Plaza de Saint Michella Libreria de Shakesperare   y la Abadia de Saint Germain des Pres, preciosa Abadía donde el día 20 de diciembre se llevaba a cabo un concierto de gospel.

Llegó la hora de comer y nos dirigimos al Mercado de Les Enfants Rouges; la otra vez estuvimos allí pero como llegamos muy temprano apenas había puestos abiertos, con lo que desde aquí os recomiendo que si vais a ir, lo hagáis a partir de las 13,00 horas, es en esa franja horaria donde el Mercado tiene todo su encantador ambiente.

_dsc2691-editar
De tapas 🙂 en Mercado de Les Enfants Rouges

Por la tarde y ya casi haciéndose de noche (en París en invierno es noche cerrada a las 16,45h),  nos metimos en los llamados “Pasajes cubiertos de París”; el pasaje de “Galería Vivianne”, en El Barrio de Marais y que en esta época del año se visten con sus mejores galas navideñas. Estar allí, y tomarte un té en algunas de sus típicos cafés, es algo mágico y caro 😊( digo lo de caro porque creo que es la taza de té más cara que me he tomado en mi vida ,8,50€ cada taza de té😳😳😳).

_dsc2752
Galerie Vivianne

Camino de los Campos Elíseos, pasamos por la impresionante noria que París había colocado en la Place de la Concorde y que se ve desde todo París, por supuesto nos subimos a ella, porque  ver esta ciudad desde aquella altura y de noche, era algo que no podíamos dejar pasar.

_dsc2805
Noria en Place de La Concorde

Ya casi a la hora de cenar fuimos hacia los Campos Elíseos, con su preciosa iluminación y adornos, y con su tradicional mercado de Navidad, que recorre toda esta gran avenida y donde abundan los puestos de vino caliente, no me preguntéis si estaba bueno porque ha sido una de las pocas cosas que me negué a probar 😊

_dsc2838-editar
Vino caliente en Mercado de Los Campos Elíseos.

En nuestro segundo día, seguimos recorriendo París camino de la Torre Eiffel, buscaba poder fotografiarla desde otro plano distinto, nos habían hablado de una calle “Rue de la Universite” ( cerca de la Place des Invalides) desde donde podíamos fotografiarla de otra manera. La verdad que pasear por esa calle y mirar hacia el cielo es una auténtica pasada, es ver cómo esa inmensa torre asoma majestuosamente entre los preciosos edificios de París.

rue-de-la-universite
Rue de la Université

De allí nos fuimos  a Notre Dame, queríamos buscar una pequeña y mágica librería, la librería Shakespeare & Company , punto de encuentro para intelectuales y amantes de la lectura.

Se encuentra justo frente a Notre Dame, en la margen “bohemia” del Sena. Por esta librería pasaron muchos famosos que hacían su “experiencia parisina” y que incluía la lectura compartida con Whitman, su gato y su perro, en los ajados sillones que aún hoy se conservan en su interior o en los bancos exteriores.  entrar en esta librería es retroceder en el tiempo. Dentro no se permiten hacer fotos, con lo que solo pude fotografiarla desde fuera.

libreria-shaquesperare-co
Librería Shakespeare & Company

De allí caminamos hacia la  “Rue du Chat Qui Peche”, la calle más estrecha de París, curiosa y pequeña calle que puedes tocar ambos lados con solo abrir los brazos

rue-du-chat-qui-peche
Rue du Chat Qui Peche

Durante los días siguientes fuimos a muchos sitios emblemáticos en estas fechas, sitios que hacen a París todavía más bonita de lo que es siempre. Quisimos volver a subir a Monmatre,  pero esta vez al atardecer. Nos encontramos con un barrio precioso, lleno de gente y envuelto en la niebla, que le daban un aire misterioso.

_dsc3524
Iglesia del Sacre Coeur, envuelta en la niebla
_dsc3512
Escalera de las estrellas ( Montmartre)

Buscamos allí la famosa escalera de las estrellas, pero para desilusión nuestra, el Ayuntamiento de París había decidido apagar las luces que iluminan esos “peldaños hacia el cielo”.

De regreso al Hotel nos dirigimos al Barrio Latino por la zona de Saint Michel para recorrer la Rue de la Huchette, una bulliciosa calle repleta de restaurantes, la típica zona donde los camareros te invitan a entrar a su negocio insistentemente, y donde a nosotros nos encanta ir para comer o cenar, porque los precios allí y si no quieres grandes lujos, son muy razonables.

Aquí os dejo algunas fotografías, cada una lleva la leyenda del sitio donde fueron tomadas, espero que os gusten y os animo a que visitéis París, porque es una ciudad preciosa en cualquier época del año, pero para mí en Navidad, lo ha sido aún más.

_dsc2489
De Málaga a Paris sobrevolando Sierra Nevada
_dsc2507
Desde mi ventana en Hotel Le Richemont
_dsc2511
Tejados del Distrito XIII
_dsc2513-editar
Rue de Tolbiac
_dsc2537
Belén de la Iglesia de Saint Gemarin des Pres
_dsc2542
Mercado Navideño de Saint Germain de Pres
_dsc2550
Metro de Saint Sulpice
_dsc2555-editar
Reflejos de Paris
_dsc2577-editar
Jardines de Luxemburgo
_dsc2609
Bulevar de Saint Michel
_dsc2634-editar
Iglesia de Saint Severin
_dsc2683
Tienda en Le Marais
_dsc2707
Detalles de Navidad en Distrito II de Paris
_dsc2712
Detalles de Paris
_dsc2722
Passage Moliere
_dsc2735
Rue des Petits Carreaux 
_dsc2760
Galerie Vivianne
_dsc2780
Place Vendome
_dsc2820
Mercado Navideño en Champs Elysees
_dsc2866
Gaufres en Champs Elysees
_dsc2870
Crepes en Champs Elysees
_dsc2913
Decoración Navideña en Champs Elysees
_dsc2920
Paseando por Champs Elysees
_dsc2954
Pensando en Los Jardines de Luxemburgo
_dsc3008
Navidad en Torre Eiffel
_dsc3040
Rue Mouffetard
_dsc3077-editar-2
Paseando por el Sena
_dsc3247
Galería Samaritane
_dsc3261
Portada del diario Charlie Hebdo
_dsc3315
Detalles de Navidad en Paris
_dsc3318
Pastelería Patrick Roger
_dsc3354
Galerias Lafayette
_dsc3373
Canal de Saint Martin
_dsc3417
Noria desde Jardín des Tulleries
_dsc3437-editar
Vino caliente en Sacre Coeur
_dsc3464
Place du Tertre
_dsc3474
Ambiente en Montmartre
_dsc3484
músicos en Montmartre
_dsc3558
Velas en Notre Dame
_dsc3615
Boulevar Arago
_dsc3627-editar
Rue de La Glaciere
_dsc3645
Navidad en Butte Aux Cailles
_dsc3668-3
Place Paul Verlaine
sin-titulo-1-de-1-24
Cite Berryer