Un deseo… “Volver a Praga”

Viajar a una de las Ciudades más bonitas de Europa como es Praga, es un auténtico placer para la vista y los sentidos en cualquier época del año,  pero viajar a Praga unos días antes de Navidad, es algo difícil de describir, tanto por la emoción que experimentas desde que sabes que te vas para allá y más en esta época, como por la cantidad de imágenes que inundan tu retina los días que estas allí.

 

Praga, como he dicho al principio, es una de las ciudades más bonitas de Europa, pero en Navidad lo es mucho más. No importa el frío que haga, ni la gente que la visite ( que os aseguro que yo la ví llena de turistas). Praga es un cuento, un cuento de Navidad en el que por unos días, me sentí la protagonista del mismo. 

Vista desde el Castillo de Praga

Llegamos a Praga el día 1 de Diciembre,  volamos de noche, con la  Compañía Smartwings , el vuelo despegaba a las 22,00 horas del Aeropuerto de Málaga, y aterrizamos en el Aeropuerto de Praga  cerca de la 1 de la madrugada.

Pensamos que quizás por la hora de llegada, podría ser complicado buscar transporte que nos llevara al hotel, pero nada más lejos de la realidad, con el servicio de Uber (Uber, es una aplicación para compartir viajes rápidos y fiables en cuestión de minutos, de día o de noche. No hace falta aparcar ni esperar taxis o autobuses. Con Uber  solo tienes que pulsar un botón para pedir un viaje y puedes pagarlo fácilmente con tarjeta de crédito o en efectivo en determinadas  ciudades), aquí os dejo el enlace de Uber en Praga, pero podéis ponerlo en la Ciudad a la que queráis ir:  Uber Praga

Como nos habían recomendado este servicio, decidimos probarlo y la verdad es que no habíamos salido de la terminal del Aeropuerto, cuando ya teníamos al conductor esperándonos.

Desde aquí un sobresaliente a este servicio de transporte, que es  muchísimo mas barato que el servicio de taxi, y te ofrece todos los servicios a una calidad magnifica.

Nos alojamos en el hotel  https://www.hotelembassyprague.cz/,  hotel cercano al centro, que nos permitía estar a la vez, cerca de todo y lejos de las aglomeraciones que suelen darse en alojamientos mas cercanos al Centro de la ciudad. Os lo recomiendo porque está muy bien y tiene unos desayunos fantásticos 🙂

A la mañana siguiente, estábamos desayunando a las 7 de la mañana, teníamos tres días en esta Ciudad que había que aprovecharlos a tope.

Amaneciendo en Praga
Amanecía en Praga, desde la ventana del Hotel
Exteriores de la Iglesia de San Pedro
Cerca del Hotel, la Iglesia de San Pedro

 

Así que, bien temprano y con bastante frío ( no subimos de -5 grados en todo el viaje), iniciamos nuestra ruta. Nos habían recomendado coger uno de los Free Tours en español, para hacer una visita guiada, queríamos subir al Castillo de Praga  y hacer ese recorrido el primer día. Así que nos dirigimos a la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga, junto a la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, donde sabíamos que se encontraban estos Free Tours, y poder elegir el que queríamos hacer.

Tranvia junto a la Iglesia de San Nicolas
Tranvía junto a la Iglesia de San Nicolás.

Y no nos equivocamos con nuestra elección, desde aquí, quiero dar las gracias a prgtourspraga.com y concretamente a nuestro guía Fernando, excelente profesional, que nos llevó por este recorrido, explicándonos con todo lujo de detalle todo aquello que íbamos viendo. Gracias Chic@s disfrutamos muchísimo con vosotr@s.

Catedral de Praga
Catedral de Praga
Gargolas de la Catedral de Praga
Gárgolas de la Catedral de Praga

Cuando acabamos el tour, lo hicimos en la Plaza del Castillo de Praga, como era cerca de las tres de la tarde y había un mercado de Navidad precioso, decidimos quedarnos a comer allí, así que nos metimos en ese ambiente navideño del Mercado, y nos convertimos en unos Praguenses más, comiendo patatas con puerros y cebollas y salchichas picantes.

Mercado de Navidad en Plaza Basilica de San Jorge
Mercado Navideño en la Plaza de la Catedral
Tipica comida de los Mercados Navideños de Praga
Comidas típicas en los Mercados
Navidad en la Plaza de la Basilica de San Jorge
Precioso abeto natural en la Plaza de la Catedral

De allí no podíamos irnos sin probar ese dulce típico de Praga, “Trdelnik” , dulce originario de la cocina eslovaca que está elaborado con una masa de harina que se enrolla en unos palos (trdlo) y se asa a fuego de brasas y que nos lo rellenaron con chocolate caliente. Así que al olor de la canela de este dulce y al calor de los puestos donde los hacían, decidimos probarlo y de calentarnos con un Grog, es una bebida hecha de agua caliente azucarada, generalmente te, mezclada con ron y que los habitantes de Praga toman en invierno para calentarse.

Trdel
Trdelnik
Al rico Trdel
Este fue el Trdelnik 🙂 que nos tomamos
_AFR3621
Grog caliente.

Bajamos del Castillo de Praga ya de noche, no sin antes pasar por “El Callejón del Oro”, pequeña calle del Castillo de Praga, donde se ubican casitas pequeñas de colores y donde en una de ellas vivió el escritor Kafka. Aunque si tengo que ser sincera, apenas se podía andar por esta pequeña calle, debido a la cantidad de gente que la visitaba ( hasta las 16,00 horas hay que pagar para poder pasar por ella, a partir de esa hora es gratis, con lo que de ahí la aglomeración humana que tiene pasada esa hora).

Bajar del Castillo de Praga por esas callejuelas hacia el centro de la Ciudad, fué verdaderamente mágico, todos los rincones de ese recorrido, estaban inundados del espíritu navideño. No había lugar en que no quisieras pararte para hacer una foto, o simplemente, y esto nos pasó muchas veces, quedarte mirando lo que en ese momento se ponía ante tus ojos.

 

Se va haciendo de noche en Praga
Desde el Castillo de Praga
Detalles de Navidad en Praga
Detalles de Navidad
Paseando por el Callejón de Oro
Ventana del Callejón de Oro

 

Aún así,  y deseando no haber tenido que mirar el reloj para bajar de allí, necesitábamos hacerlo, teníamos que llegar al Centro, a la ya nombrada Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestske Namesti) porque allí, ese día se inauguraba el enorme árbol de Navidad y el mercado Navideño que lo rodeaba.

Cuando llegamos, estaba a punto de comenzar la inauguración, todo estaba abarrotado de gente, pero era impresionante ver como empezaba a sonar la música clásica de navidad y se iba iluminando ese gigantesco abeto natural, que iba cambiando de luces y colores al compas de la música. No importaba el frío que estábamos pasando, ni la cantidad de empujones de la gente,  ni el tiempo que pudieras estar allí de pie, era un espectáculo precioso, digno de un cuento de Navidad.

Preciosa Nuestra Señora de Tyn
Noche mágica en la Plaza Vieja
que rico
¡Que rico….!
La luna llena se asoma en la Iglesia de Tyn
La Luna asoma en la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn
Desde la Plaza Vieja
En la Plaza de la Ciudad Vieja
Calentandonos
¿Nos calentamos…?
Luces del Gran abeto de Navidad
Luces del gigantesco abeto de la Plaza de la Ciudad Vieja

 Llenos de ese espíritu navideño e intentado mandar a través de móvil a nuestras familias todo aquello tan bonito que estábamos viendo, decidimos que teníamos que encontrar un sitio para cenar, y como siempre dejamos que nuestros pies nos llevaran y se pararon en una típica cervecería Checa, llamada “Cervecería U supa”, donde había un genial ambiente de música y comida checa que os recomiendo y lo más importante, rico y a muy buen precio.

El segundo día, decidimos volver a hacer otro Free Tour, la experiencia del día anterior había sido buena y por qué no probarlo de nuevo. Esta vez queríamos conocer la Ciudad vieja y el Barrio Judio de Praga, necesitábamos que alguien nos explicara detenidamente todo aquello que estábamos viendo, porque como había escuchado y puedo decir que es verdad, en Praga, es difícil no mirar continuamente hacia arriba.

El día anterior también habíamos contactado con otros chicos que hacen de guía en estos Tours,  y decidimos que había que darle oportunidad a todos, así que esta vez lo contratamos con “Free Tours Pragueando” “guías en español, que se caracterizaban por llevar un paraguas en rojo y negro. Por cierto, también muy bien y totalmente recomendable.

Navidad en Plaza Vieja de Praga
Navidad en Tyn
Gran abeto en la Plaza Vieja
Enorme abeto de Navidad a los pies de la Iglesia de Tyn
Iglesia Nuestra Señora de Tyn
Paseando

Conocer la Ciudad Vieja, empaparte de la historia de Praga, pararte frente al “Reloj Astronómico de Praga” por supuesto diez minutos antes de que sea hora punta, ya que es cuando empieza a llegar la gente, es un espectáculo precioso. 

Hay muchísimas leyendas del Reloj de Praga, que podéis encontrar en infinidad de paginas, a nosotros se nos hizo interesantísimo y fascinante, como nos lo contó la guía de Pragueando.

Reloj del Ayuntamiento de Praga
Reloj Astronómico de Praga

Igual que el día anterior, cuando acabó el recorrido ya eran cerca de las tres, así que esta vez pedimos a la guía que nos recomendara donde comer, y nos comentó el restaurante “Cervería Rudolfina”,  y la verdad que comimos bastante bien, y sobre con la estupenda Cerveza Pilsner.

Una Pilsen
Magnifica Cerveza Pilsen

Después de comer y antes de que empezara a anochecer ( En Praga a las 15,40 horas en invierno es de noche), hicimos lo que más nos gusta, dejarnos perder y que nuestros pies nos llevaran. Recorrimos el  “Puente de Carlos”, de nuevo saturado de gente, por lo que decidimos perdernos en el barrio de  Mala Strana y el lago de los cisnes a orillas del río Moldava, donde el espectáculo de los cisnes junto al río y de fondo el Puente de Carlos, era digno de contemplar.

Desde la isla de los Cisnes
Y al fondo el Puente Carlos
Isla de los Cisnes
Mágico lugar

Continuamos caminando por Mala Strana y junto al Museo de Franz Kafka, encontramos una pequeña tienda artesanal de elaboración de galletas de jengibre, de todas las formas navideñas, denominada “ Pernikovy Panacek”. Así que allí entramos a comprar algunas de estas galletas y volver a tomar ese Grog que calentaba todo el cuerpo.

Galletas
Riquísimas galletas de jengibre
Galletas de Jengibre
Galletas

Habíamos leído en todas las guías de Praga que era recomendable visitar el Puente de Carlos a primera hora de la mañana o por la noche, para evitar que hubiera mucha gente, y como habíamos comprobado que así era, allí nos dirigimos antes de ir a cenar. Es muy difícil describir con palabras todo el espectáculo de sensaciones que te inundan cuando estas allí, rodeada de historia, de sonidos de músicos callejeros y de los reflejos de las luces en el río Moldava.

Anochece en el rio Moldaba
Anochece en Praga
¿Nos hacemos un Selfie?
¿ Nos hacemos un selfie?
Pintado el Moldava
Pinceladas del Moldava

Teníamos que buscar un sitio para cenar, y ya por la mañana hablamos visto una pequeña pizzería situada muy cerca de la Iglesia de Tyn, que nos llamó la atención por ser pequeña y muy acogedora, aquí os dejo su pagina web, porque la verdad estaba muy bien de precio y calidad: ” Pizzería La Scala”

Nuestro tercer día en Praga era todo nuestro para perdernos, y para disfrutar de aquellos sitios donde habíamos pasado con los tours, pero que no habíamos podido pararnos con tranquilidad, entre ellos estaba el  “Cementerio Judio de Praga”

A las 9 de la mañana, la hora que abrían, estábamos allí, tuvimos la suerte de ser de los primeros en entrar y sobre todo para aprovechar la luz de esa hora.

Desde la entrada al Cementerio Judio de Praga
Puerta de entrada al Cementerio Judio
Vida en el cementerio Judio de Praga
Vida entre tanta muerte
Tras la ventana de la Sinagoga del Cementerio Judio
Desde una ventana
Tumba del Cementerio Judio
Colores del Cementerio

A mi personalmente me sobrecogió este cementerio, su historia es impresionante, las galerías de fotografías de los niños del campo de concentración de Terezin, es estremecedora.

Una de las cosas que mas me impresionó, fue el silencio, nadie de los que estábamos allí hablaba, no hacia falta hacerlo, simplemente te inundaba ese sentimiento de tristeza y pena, de pensar como se pudo hacer aquello.Visitar este Cementerio y las Sinagogas del  barrio Judio de Praga es uno de los sitios que no debes perderte en Praga.

Sinagoga de Pinkas
Nombre del Campo de Concentración de Terezin
Uno de los niños asesinados en Tenezin
Niña del campo de concentración
Desde el Cementerio de Praga
Tristeza

Para comer decidimos hacerlo en Mala Strana,  concretamente en “Tristoleti”, también cien por cien recomendable.

Decidimos, una vez acabamos de comer, caminar hacia la zona derecha del río Moldava, queríamos encontrar La Casa Danzate de Praga, moderno edificio con curvas del arquitecto Frank Gehry, que quiso hacer  este diseño para que se convirtiera en símbolo de Praga.

Dancing House
Edificio Danzante

Antes de acabar nuestro viaje, queríamos ir a la “Cervecería mas antigua de Praga”y donde habíamos leído que se tomaba la mejor cerveza negra elaborada por ellos mismos. Cuando llegamos estaba lleno de gente, y nada mas sentarte y sin preguntarte, te ponen una riquísima jarra de cerveza negra.

Cerveza en U Fleku

Tocaba la hora de regresar al hotel, no sin antes acordarme que paseando por el Puente de Carlos, estaba la “Estatua de San Juan de Nepomuceno” Una estatua de bronce no demasiado grande, coronada por un halo con cinco estrellas. Pero lo más reconocible es su base dorada,  se cree que si acaricias la figura del perro o la del vicario que hay en ella grabados, podrás guardar para siempre tus secretos, cumplir un deseo y regresar a Praga; así que como yo hice todo ello, mi deseo fue pedir Volver a Praga……

_AFR3115-Editar

Espero que os hayan gustado mis fotografías de Praga, aquí os dejo unas cuantas mas.

Tras la ventana_Teatro Negro de PragaPrecioso y frio atardecerPlaza Namesti RepublikPlaza Male NamestiPaseando por el MoldavaPasajeros del Tranvia de PragaNavidad mágicaNavidad en Plaza Male NamestiMetro de PragaMercado de NavidadMedovinaMarilyn en Namesti Vaclava HavlaMaiz Asado_Marionetas de PragaListo para comprarGrafitti que enamoraGaleria de PragaEstacion de MalostranskaDetalles de PragaDesde la Plaza Vieja de PragaDesde el Muro de Jonh LennonConcierto en ST. Francis ChurchComprando castañas asadasColores en el Muro de Jonh LennonChocolate calienteCervezas de PragaCambio de Guardia en el Castillo de PragaCalle mas estrecha de PragaCafe Domercer PragaBelen en MaslastranaBelen de la Plaza Namesti RepublikBajo la luz del farolBajo el TrdelAtardecer en PragaAlrededores del Jardin SchonbornAlmuerzo en Mercado de NavidadAl otro lado del rioA lo lejos el Puente Carlos¿Un poquito de_¿ Nos tomamos algo?

2 respuestas a “Un deseo… “Volver a Praga”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s